El establecimiento de negocios sustanciales que crean empleos y contribuyen a la actividad económica ha sido una característica de la marca internacional de Barbados durante varias décadas.

Desde el inicio, Barbados fue deliberado en la construcción de su sector comercial internacional sobre la base sólida de acuerdos basados ​​en tratados que incluían disposiciones para el intercambio de información.

Los inversores que eligen Barbados como jurisdicción comercial preferida lo hacen, entre otras razones clave, por su alta reputación anclada en los principios de cumplimiento, transparencia y coherencia. El Foro Global de la OCDE, en su informe inicial publicado en abril de 2009, reconoció a Barbados como la única nación independiente del Caribe que había implementado sustancialmente la norma fiscal internacionalmente acordada. Barbados continúa su compromiso con la implementación de estándares globales.

Barbados es uno de los primeros países del Caribe en converger sus tasas impositivas locales e internacionales, lo que hace que su sistema impositivo sea globalmente competitivo, al tiempo que alinea al país con la Iniciativa de Erosión Base y Cambio de Ganancias (BEPS) de la OCDE. Al implementar el nuevo régimen, Barbados ha cumplido su compromiso de cumplir plenamente con la Acción 5 de BEPS que aborda las prácticas fiscales perjudiciales.