Una de las características atractivas del panorama empresarial de Barbados es su clima propicio. Barbados ofrece un entorno bien regulado, transparente y de apoyo para las empresas

La competencia se ve reforzada por políticas transparentes y leyes efectivas. Iniciar y operar un negocio es sencillo y está libre de regulaciones pesadas.

El sólido sistema legal del país garantiza que los derechos de propiedad y la propiedad intelectual estén bien protegidos y un poder judicial independiente garantiza la resolución imparcial y efectiva de las disputas. No se imponen restricciones a la propiedad extranjera de empresas comerciales o bienes inmuebles en Barbados.

Barbados también ofrece un marco institucional de apoyo para los negocios globales. La auditoría y los informes cumplen con los estándares internacionales, lo que garantiza la confianza en las actividades comerciales.